Nieve con atascos

Hace un par de fines de semana que salí de ruta por primera vez en el año. Fue una salida propiciada por el cambio climático y para aprovechar los 15º de máxima a mediados de febrero. Normalmente no suelo salir en grupo porque la chica siempre es mejor compañía, pero ese domingo ella tenía un compromiso así que se me ocurrió proponer una escapada en el foro de Espíritu Custom. Lo que no sospechaba era que se iba a apuntar tanta gente.

Al final a salido todo bien, pero hemos tenido que sortear algunas dificultades imprevistas. Lo primero es que a pesar de lo que decía la meteorología, a las 10am el cielo de Madrid era una sola nube gris. Luego al intentar llegar al punto de encuentro resulta que había una carrera popular y todos los accesos a nuestra gasolinera de referencia estaban cortados.

La ventaja de la tecnología de estos tiempos es que ahora todo se soluciona con un Whatsapp. En el foro habíamos marcado un punto de encuentro secundario más adelante en la ruta, así que fue fácil asumir que todos iríamos hacia allí al no poder entrar a Aluche. En el whatsapp fue sencillo confirmarlo.

Bien, una hora más tarde de lo previsto, pero ya estábamos todos juntos. Se nota que había muchas ganas reprimidas de rutear porque sin mucho pensarlo logramos juntar tres Vulcans, tres Yamaha Stars y dos HD. En total ocho motos estrenando 2017.

Ahora vamos al segundo inconveniente, y es que hemos tenido la misma idea que el resto de Madrid. Con el sol y la temperatura agradable a todo el mundo se le ocurrió aprovechar la nieve que aun había en la sierra. Nosotros no hemos hecho caso de los avisos en la carretera que ponían “Parkings de la sierra completos”. No era el mejor augurio, pero también es cierto que no es algo que suela afectarnos cuando vamos en dos ruedas. Igual ya daba la idea de lo que íbamos a ver en los puertos.

Por fortuna la nube negra se disipó por completo bastante pronto y afortunadamente hemos podido apreciar por un buen rato la belleza natural de la zona, pero los puertos de la sierra estaban petados de gente. Con los parkings llenos, los coches ocupaban la calzada al punto que en los puertos solo había posibilidad de circular en fila india y solo en un sentido. El resultado es que hemos pasado unos buenos 10 o 15 minutos en cada uno de los dos puertos que visitamos.

Tampoco quiero dejar la impresión de que ha sido una mala salida. Podría haber sido una mejor ruta con un mejor punto de encuentro, pero ha sido una salida con vistas espectaculares de la sierra nevada y además hemos tenido un buen momento de camaradería en un bar antes de emprender el regreso a Madrid. Hemos ruteado toda una mañana, y eso siempre es entretenido y refrescante.

Deja un comentario