Casado y de regreso

Ya estoy otra vez en España. He pasado 15 días maravillosos en Colombia con la mujer que amo, y además también con la familia. En la boda salió todo como lo imaginábamos Milena y yo, afortunadamente. Como dato curioso, fue una boda civil pero aún así tuve que leer una declaración en la que decía que mi matrimonio lo juraba ante “Dios y la patria”, dos conceptos a los que sinceramente les doy muy poca importancia. No, yo no juré ante Dios ni ante la patria, yo le di mi palabra a Milena, a la persona que quiero tener siempre conmigo, por el resto de mis días.
El plan con mi esposa es que vamos a hacer todas las diligencias para que ella se venga a vivir conmigo aquí en España, pero en teoría son lentas y hay que esperar algunos meses antes de que ella pueda viajar. Sin embargo hoy obtuve un buen augurio y es que ya está concedida la renovación de mi residencia y se ha hecho tan sólo 15 días después de que yo la solicitase, lo cual me parece tiempo record. Si los trámites de Milena los procesan a ese ritmo es posible que ella esté aquí ruteando conmigo más pronto de lo que estábamos pensando.
Para cerrar esta entrada os dejo una foto mía montado en la 125 de mi hermano, en Colombia. Esa moto tiene presupuestado viajar por Sudamérica y luego si sobrevive convertirse en una café racer… ojalá le resulten los planes.

2 comentarios

    • Artus, el enero 31, 2011, a las 8:12 pm

    Enhorabuena y rebienvenido. Solo una cosita. La novia es, de largo, bastante más guapa que tú…
    jajajaja. Espero que pronto pasees esa belleza por estas tierras patrias y que seais muy felices.
    Un saludo compañero

  1. Gracias Artus… eso si, donde me hubieras dicho que te parezco más guapo yo me habría empezado a preocupar jeje.

Deja un comentario