El veredicto sobre los guantes calefactados

Por fin he vuelto a salir en la moto. La última salida había sido en septiembre y ya iba siendo hora de pasar una tarde completa con la ballena nuevamente. Pero hoy no quiero hablar de la ruta, eso lo dejo para mañana si me animo, y si no, ya está puesto el relato de chercross que ha sido la capitana de ruta.
Yo lo que quiero tratar hoy es el tema de los guantes. Lo primero es decir que mis guantes originales de “invierno” son unos Richa RXF2 que me compré antes de tener la moto. Como la ballena solo la tengo desde abril, no había pasado días de frío considerable hasta hace poco, y la verdad es que los Richa me decepcionaron porque no me protegieron tanto como yo esperaba. Sin embargo tampoco es que sean malos, es solo que no son los más adecuados para los que siempre tenemos las manos frías. Un punto a favor que tienen es su impermeabilidad, comprobada ayer luego de pasar un par de horas recibiendo agua sin parar. En mi caso estos guantes están bien para temperaturas entre 10ºC y 20ºC pero la gente con mejor circulación sanguínea en las manos seguramente podrá soportar más frío con ellos.
Como había dicho en entradas anteriores, mis manos de reptil me obligaron a buscar una solución al tema del frío y me decidí por los sotoguantes Klan calefactados. La instalación, como ya puse antes, fue muy fácil y ahora que ya también los he probado en la carretera debo decir que han sido una muy buena adquisición.
En la ruta de ayer paramos en un puerto entre Lozoya y Navafría cuyo nombre no recuerdo. Ya estaba haciendo algo de frío, pero en el momento en que nos detuvimos nos dimos cuenta de lo fuerte que pegaba el viento, tan fuerte que tiró dos motos al suelo, afortunadamente sin consecuencias. Hasta ese punto de la ruta aún no me había puesto los sotoguantes, llevaba solo los Richa, y ya sentía el frío en las manos. La detención me sirvió para ponerme los Klan bajo los Richa y encenderlos.
El par de minutos que tardé en ponerme el atuendo sirvieron para que el frío y el viento me congelaran los dedos completamente, así que los Klan iban a probarse en serio. Los sotoguantes tienen 3 posiciones: Off, Min y Max. Al salir del puerto los puse en Max y a los 10 minutos ya empezaba a sentir los dedos nuevamente, y a partir de ese momento el frío en las manos dejó de ser una preocupación para mí. De hecho muchas veces tuve que bajarlo a Min porque sentía que me quemaba!
Sólo hay dos detalles menores que tienen los Klan, el primero es que calientan mas en el dorso de la mano que en los dedos cuando para mi gusto debería ser al contrario. Parece que han metido el grueso de las resistencias en la parte gorda de los sotoguantes. El otro detalle es que el cable es muy largo y si te descuidas se puede terminar quemando en los escapes. Para la próxima me busco como enrollarlo para que no esté por ahí suelto. Después de todo esto, mi impresión es que los sotoguantes Klan me van a alargar la temporada motera hasta bien entrado el invierno.
PD: Para ritxi que quería saber si se perdía sensibilidad, mi respuesta es que no. Los sotoguantes son muy finos y de no ser por el calor casi que ni te enteras que los llevas puestos. El problema es que son para llevarlos por dentro de otros guantes mas gordos y yo con los Richa desde hace mucho que me la paso tocando el claxon cuando lo que quiero es poner las direccionales jejeje.
    • ritxi, el noviembre 3, 2010, a las 10:19 pm

    Vaya!!! Gracias por la info, me encanta esto del intercambio interbloggers XD. En principio me decanto por los puños calefactables, como se ve claramente en mi blog, pero si dices que no se pierde sensibilidad me haces de volver a replantearme el tema.
    Nos vemos en la carretera.

  1. Ya sabes que es un gusto poder intercambiar información y opiniones contigo y con los demás moteros que pasan por aquí 😉

    • Calson, el noviembre 7, 2010, a las 8:22 pm

    Mmmmm, tendre que tomar nota, ya que yo tambien tengo manos de reptil y aqui tambien pega duro el frio.

    Aunque este ultimo invierno usaba los de verano con unos sotoguantes y manos untada en crema de manos, el color de mis dedos se pasaba a violeta al poco de pillar la moto.

    Este año pille unos de invierno, a ver que tal van, pero me temo que no me van a caber unos sotoguantes, pero tomo nota de tu aporte…

  2. Pues ojalá te hayas comprado unos buenos, los de 3 capas con goretex por ejemplo porque si no te vas a congelar igual.

Deja un comentario