Galicia y Asturias – Los hospedajes

Una de las cosas que hace muchísimos años no hacía y que pude volver a vivir en el viaje es acampar. En Colombia salir a acampar con mis amigos era irnos a un monte cualquiera, esperar a que el dueño de la tienda de campaña la montara y nada más. Ahora, años después, la situación es diferente porque ya en vez de ir a un monte cualquiera voy a un camping, que tiene los servicios necesarios. Ya si me puedo duchar cuando estoy de acampada.
Otro cambio es que ahora soy yo el dueño de la tienda de campaña. El sábado que llegué al Camping Playa Samil en Vigo y me dispuse a instalar la tienda me encontré con unas instrucciones poco entendibles, que sumadas a mi inexperiencia en el tema significaron que no pintaba bien la cosa. Afortunadamente Pablo me ayudó, prácticamente montando la tienda él solo. Luego cuando estuve en el Camping l’Amuravela en Cudillero ya sabía cómo hacer todo y me pude instalar en poco tiempo y sin problemas.
Camping Playa Samil
Este camping es para ir a dormir solamente. La gran ventaja que tiene es que está a 30 metros de la playa así que es un sitio perfecto para la gente que quiere pasar unos días de sol, mar y arena. También funciona para gente como yo que necesita un sitio barato en donde pasar una noche en Vigo. Como mi plan era la moto entonces pasé muy poco tiempo en el camping y no me afectó su lado negativo, que es que al estar en una zona urbana es muy apretado y las parcelas son de tamaño muy reducido.
Camping L’Amuravela
Yo no conozco muchos campings (solo dos de hecho) pero supongo que este sitio debe ser algo estándar. Tiene bastantes comodidades como por ejemplo restaurante, piscina y pista de pádel, y obviamente es atractiva su ubicación porque está muy cerca del pueblo de Cudillero y de una playa, tanto que se puede ir andando a ambos sitios. Allí me quedé dos noches y estuve bastante cómodo la verdad. Tanto que una tarde en vez de bajar al pueblo preferí tumbarme en el césped a leer un libro.
En los campings solo pasé tres de las seis noches del viaje. Las otras tres fueron en dos hoteles ya que cuando se hacen tantos kilómetros en moto no está nada mal descansar en una cama algunas veces. El primer hotel fue “O Retorno” en Viana do Bolo y en segundo fue el Maycar de La Coruña. Ambos son de dos estrellas ya que aún no estoy para pagar más y en todo caso dos estrellas en España ya es un buen nivel.
Hotel O Retorno
La primera noche, después de 420 kilómetros de carreteras aburridas, la pasé en este hotel. Es un sitio muy guapo. Rústico, con paredes de piedra, con un pequeño jardín y con una encargada muy amable. A este sitio me gustaría volver algún día.
Hotel Maycar
El domingo estuve rodando en la moto desde la 8:30am hasta la media noche. No fueron continuas sobre la moto pero en todo caso sí que hicimos muchos kilómetros y al final decidí que necesitaba una buena cama para recuperarme de la jornada. Iván me consiguió una habitación a buen precio en este hotel donde al final pasé dos noches. Como solo decidí quedarme una noche más cuando después de haber hecho la reserva tuve que pasar cada noche en una habitación distinta. La primera habitación estuvo muy bien, al nivel que se espera de un hotel como estos y además con buena vista y bien ventilada al estar en un sexto piso. La segunda en cambio fue todo lo contrario. Oscura, calurosa y con problemas de higiene. A este hotel podría volver pero solo si me dan una habitación que esté por lo menos en el tercer piso, como por hacer promedios.
    • Krisneg, el agosto 23, 2010, a las 11:49 am

    Vaya compañero… siento lo de la segunda noche del hotel… voy a comentárselo a la dueña para futuras ocasiones… Un saludo

  1. En todo caso muchas gracias por habermelo conseguido Iván :)

    • Calson, el agosto 23, 2010, a las 7:19 pm

    Hei al hotel O retorno quieres volver por la encargada o por el hotel en si?, jijijijiji

  2. Jaja que va… si la encargada era una señora mayor.

Deja un comentario